28Feb 2019
Suplementos deportivos, ¿son peligrosos?

En busca del cuerpo perfecto y de evitar el cansancio, cada vez con más frecuencia se recurre a estos productos como un atajo casi mágico, aun cuando sean sin prescripción médica e incluso puedan encontrarse con productos adulterados o sin aval científico.

Los especialistas señalan que con una buena alimentación y un descanso adecuado en cuanto a calidad y cantidad de horas de sueño, los deportistas amateurs pueden lograr lo que esperan. Sin embargo, la ansiedad, el ritmo de vida acelerado que implica no dormir lo suficiente y no lograr una buena alimentación, incluso saltear comidas, hacen que los suplementos deportivos ocupen hoy en el imaginario del fitness un atajo, que se ofrece como un pasaporte hacia ese cuerpo marcado que es objetivo del 99% de quienes pasan horas en la sala de musculación.

Frente a esta tendencia y el alto consumo, los gimnasios los ofrecen en las mismas máquinas expendedoras que dispensan mixes de frutos secos, botellas de agua y bebidas que reponen sales minerales.

Para un deportista es fundamental poder realizar entrenamientos intensos y competiciones frecuentes, al mismo tiempo que evitar las lesiones y la fatiga. Tener una alimentación planificada con las cantidades adecuadas de energía, proteínas, micronutrientes y agua es indispensable. El problema radica en que los amateurs quieren lograr el mismo resultado que los deportistas de alto rendimiento que dedican su vida, con apenas 2 horas diarias en el gimnasio, sin nutricionista y sin control médico.

La idea que “al tomar una pastilla puedo lograr el cuerpo que deseo” se sustenta, explican los especialistas en una creencia muy arraigada culturalmente de que para cada problema médico hay una solución farmacológica: para la hipertensión tomo un antihipertensivo; si estoy muy ansioso o estresado, un ansiolítico. Y lo mismo pasa hoy con la construcción del físico, aun cuando va a contramano de que lo que se necesita es un proceso: un entrenamiento, con descanso suficiente y una nutrición adecuada que cumpla con todos los requerimientos.

La ANMAT (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica)     advirtió que preocupa a las autoridades sanitarias la creciente modalidad de oferta de suplementos dietarios por Internet y por correo electrónico, ya que no puede garantizarse la calidad de los productos que se adquieren. Muchos no se encuentran debidamente registrados, por lo tanto, no pueden ser identificados y evaluados en cuanto a su elaboración, envasado y conservación. Teniendo en cuenta los riesgos que podría implicar para la salud, no deben consumirse productos de procedencia desconocida que no ofrezcan garantías de inocuidad y aptitud sanitaria, es decir avalados por la ANMAT.

 

 

28 de febrero de 2019
Comentarios
Debes ingresar para poder comentar.

Aún no hay comentarios en esta nota.